“Si no se entrena a los profesores, nada funciona”

web_colp_047654_a_big_ce

Dichos planes de cambio fueron conocidos esta semana durante un Foro denominado Líderes en Educación, en el que participaron expertos nacionales e internacionales que expusieron sus ideas para mejorar la calidad de la preparación académica en Colombia. Y se conoció además un caso de un colegio que estrenará un innovador rector australiano.

Es el del Gimnasio los Caobos, de Chía (Cundinamarca), que acogerá al rector australiano John Last a partir del próximo 1 de agosto, un hombre que ha manejado colegios en Nigeria, Australia, Nepal, Singapur, India, Dubái, Vietnam y países de Europa.

Además, John Last fue rector de colegios de su país durante 23 años. Su filosofía es buscar jóvenes y profesores que promuevan el liderazgo. Dice que la educación del Siglo XXI se basa en el futuro de negocios y de las oportunidades. Su interés está en desarrollar jóvenes con aptitudes que sean realmente aplicables el mundo real.

Argumenta que los profesores en el modelo tradicional hablan y los estudiantes escriben, aprenden para un examen, pero nunca más lo vuelven a utilizar. Dice que a los estudiantes se les debe dar la información para que además de aprenderla, la apliquen en su vida cotidiana, lo cual los llevará a tener un sentido más amplio de las cosas.

“Aquí los profesores se vuelven estudiantes y a su vez los estudiantes en profesores. Es un aprendizaje mutuo”, explica. En su concepto, la base de la educación está en la preparación de los maestros: “Si no se entrena a los profesores, nada funciona”.

Basado en su experiencia y en el conocimiento de programas educativos internacionales, dice que su contribución a la educación local será “entrenar a los entrenadores”, diciendo a los maestros que a través del liderazgo se puede generar un cambio en el que los estudiantes se vuelvan guías, para ser agentes de cambio.

“Lo que se tiene que cambiar es la actitud de los profesores, en el sentido que no son ellos los que transmiten el conocimiento, sino que sean como un entrenador de fútbol, que le da una guía al estudiante para que éste, con su esfuerzo, llegue a sus propias conclusiones. El profesor debe ser un mentor, un guía, más que un profesor de salón de clase. La educación debe centrarse en el estudiante”, sentencia.

De otro lado, reconoce que en la formación de los menores, las actividades que desarrollen en el crecimiento, permitirán crear una mejor sociedad: “La primera infancia es la más importante. Los niños empiezan a socializar y a tener aspectos que les van a servir para su desarrollo personal y ser parte de la sociedad”.

Afirma también que cuando los padres trabajan y dejan al niño en casa con una empleada, se generan conflictos en el desarrollo: “Los primeros años de un niño son los más importantes, porque hay que verlo como una persona en la parte académica y social, verlo como parte de una sociedad”.

Uno de los ejemplos citados por Last, es que existen colegios que son muy estrictos en la primera infancia, y eso hace que luego ellos odien el aprendizaje. “Los niños quieren jugar y en medio de su juego están aprendiendo. Por eso el juego es muy importante en la educación. Lo que tenemos que hacer son personas que amen el aprendizaje”.

Según Last, en muchos países la literatura y las matemáticas son las materias primordiales, pero deben ser aprendidas de una forma divertida, teniendo en cuenta las artes. Así se vuelve un país más culto, con una educación más integral, cuando se tiene en cuenta el bienestar de los estudiantes.

Respecto de las pruebas PISA, explica que son unos exámenes que no aplican para Colombia, porque están enfocados en otros sistemas de educación, y que el mal resultado obtenido es prueba de ello.

Finalmente dijo que los colegios deben implementar otros idiomas, el más importante, el inglés, porque este idioma abre la puerta para que los estudiantes y los profesores salgan a capacitarse. Así mismo señaló que lo más importante es que las políticas sean formuladas por educadores y no por políticos.

“SE REQUIEREN RECURSOS ADICIONALES A LA EDUCACIÓN”

Del foro también participó la ministra de Educación, María Fernanda Campo, quien dijo que “si queremos ser un país desarrollado y que tenga mayores niveles de crecimiento, se requiere que la educación sea el tema número uno de la agenda pública”.

Tras hacer un balance de esfuerzos que ha hecho su cartera en el presente cuatrienio, coincidió en que para que la educación mejore se debe reforzar la capacitación a los profesores: “Para seguir avanzando en el mejoramiento de la calidad educativa se requieren recursos adicionales, que deben invertirse en factores que incidan en la calidad: maestros. Necesitamos invertir más en capacitación de maestros y garantizar que los que llegan al sector estudien en los mejores programas de licenciatura”.

De otro lado, dijo que desde el Ministerio se reconoce la necesidad de lograr educación de calidad. “Por eso decidimos participar en las pruebas PISA, para medirnos con los mejores sistemas educativos del mundo. Queremos medirnos con la vara más alta, para ver dónde están las brechas con esos países más desarrollados”.

“El talento humano nuestro tiene que competir con el del resto del mundo. Si bien en las pruebas nos fue mal, sí nos indican las brechas que tenemos y nos muestran qué prácticas tienen los demás sistemas, para implementarlos en el país”, puntualizó Campo.

ES PRIORIDAD MEJORAR LA CALIDAD DOCENTE

Para el rector del colegio Gimnasio Moderno de Bogotá, Víctor Alberto Gómez Cusnir, el pilar angular en el mejoramiento en la educación de un país son los maestros en el aula y debe ser prioridad de un gobierno mejorar la calidad de los docentes.

En su intervención en el Foro Líderes en Educación, explicó: “Pienso que hay dos alternativas: atraer a los mejores egresados de los colegios y universidades para que se desempeñen como maestros y hacer maestros en el día a día, en la cotidianidad, en las escuelas, y esto exige un trabajo a largo plazo, porque implica estructurar planes de trabajo sobre los temas y desafíos más importantes de la educación, como el impacto de las nuevas tecnologías en el conocimiento”.

Desde su perspectiva como educador y rector insistió en que “debemos entender mucho mejor la situación de los maestros, porque hay problemas como el respeto que se les tiene en la sociedad o los recursos limitados para formarlos. En ese sentido debemos hacer un esfuerzo colectivo importante entre la empresa privada y pública”.

Para ‘Beto’ Gómez, como le llaman sus cercanos, existe una brecha grande entre la educación pública y privada, no solo por los costos sino por la calidad: “Las instituciones públicas están mucho más reguladas y controladas. De alguna manera las privadas tienen mayor libertad para desarrollar su proyecto pedagógico. Las instituciones privadas manejan recursos más importantes que les permiten cualificar a sus maestros, invertir más en infraestructura, invertir en intercambios y conocimiento de otras experiencias, de otras prácticas educativas en el mundo; mientras que la educación pública tiene recursos más limitados y eso hace que la brecha entre maestros de un sector y de otro sean importantes”.

Añadió que de alguna manera el gobierno es consciente de la problemática en la educación, y ha ido incrementando un porcentaje del PIB a esa materia, pero puntualizó que “debemos hacer un esfuerzo más grande para formar y cualificar a nuestros educadores en maestrías, doctorados y proyectos de innovación y educación que son tan importantes para una buena educación en el país”.

Fuente: vanguardia.com

Visto por (214) persona(s)

  • Por: Nubia Lopez
  • mayo 5, 2014
  • 0
  • Colombia,Docentes,Educación,ministerio de educacion,
    Aún no hay comentarios a esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*