El docente puede hacer frases de felicitación o mejora pre-determinadas para asignarle a los estudiantes en sus boletines, ahorrando así el tiempo que se gasta escribiendo de forma manual observaciones a cada boletín.